Presentación

La obligación de los poderes públicos de garantizar el derecho a la vida y la integridad física debe plantearse no sólo de forma que los ciudadanos alcancen la protección a través de las Administraciones Públicas, sino que se ha de procurar la adopción de medidas destinadas a la prevención y control de riesgos en su origen, así como a la actuación inicial en las situaciones de emergencia que pudieran presentarse. Esta idea es el núcleo central y la razón de ser del concepto de Autoprotección.

  • ¿Qué se entiende por Autoprotección?
    Considerando la etimología de la palabra, podría entenderse por Autoprotección al conjunto de acciones encaminadas a la protección, realizadas por uno mismo, para sí mismo.
  • ¿Qué implica?
    Cuando hablamos de Autoprotección estamos hablando de: prevención, control de riesgos así como acciones y medidas a adoptar con objeto de garantizar la protección de los ciudadanos, los bienes y el medio ambiente.
  • ¿A quién obliga?
    Obliga tanto a los ciudadanos como a las Administraciones Públicas.
  • ¿Qué tipos de Autoprotección se consideran?
    Podemos considerar dos tipos de autoprotección: la Autoprotección Ciudadana y la Autoprotección Corporativa:
    • Referido a la Autoprotección Ciudadana, se puede entender la misma como la ejercida por los ciudadanos en el marco físico donde se desenvuelve su vida. Por tanto, se puede hablar de: Autoprotección individual, Autoprotección familiar, Autoprotección de comunidad de vecinos…
    • La Autoprotección Corporativa puede entenderse como el sistema de acciones y medidas adoptadas por una entidad pública o privada, encaminadas a prevenir y controlar los riesgos, a dar respuesta a las emergencias y garantizar la coordinación de las acciones que se adopten con el sistema público de Protección Civil.

Partiendo de estas ideas iniciales, y considerando como una de las labores fundamentales que desempeña la Dirección General de Protección Civil y Emergencias en el sistema de Protección Civil Estatal el informar y preparar a los ciudadanos a través de la Autoprotección, los contenidos de esta web estarán basados fundamentalmente en todo lo relacionado con la Autoprotección Corporativa.

Por lo tanto:

¿En qué ordenamiento jurídico se sustenta la Autoprotección Corporativa?

  • Constitución Española, en su artículo 15.
  • Ley 2/1985, de 21 de Enero, de "Protección Civil", en sus artículos 5 y 6.
  • R.D. 393/2007, de 23 de Marzo, por el que se aprueba la "Norma Básica de Autoprotección de los centros, establecimientos y dependencias dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia".

¿Cómo se materializa la Autoprotección Corporativa?

Se materializa a través de los denominados Planes de Autoprotección:

Un Plan de Autoprotección puede entenderse de manera sencilla como un sistema de control y gestión de la seguridad en el desarrollo de las actividades corporativas que comprende: el análisis y evaluación de los riesgos, el establecimiento de objetivos y medidas de prevención, la definición de la organización de medios humanos y materiales disponibles para la prevención de riesgos y la intervención en emergencias, el establecimiento de los procedimientos de actuación ante emergencias que garanticen la evacuación y/o confinamiento e intervención inmediata así como la coordinación de las acciones a ejecutar con el sistema público de Protección Civil.

Documentación Documentación